Consejos para disfrutar del bienestar cada día.

El bienestar personal es un tema prioritario en la vida de todos. Es una máxima que guía la vida de cada persona y hay tantas formas de lograrlo como gustos e intereses existen. Lo que puede parecer placentero para alguien quizás no lo sea para ti.

Si bien esto es cierto, existen claves que se ajustan a todos y te ayudarán a lograr el tan ansiado equilibrio entre el cuerpo y la mente. Cada paso que des para disfrutar del bienestar cada día es una inversión en tu salud y felicidad.

Si quieres emprender este gratificante camino continúa leyendo el artículo. Aquí te ofrezco unos consejos que, de practicarlos sistemáticamente, cambiarán tu vida para siempre.

Practica la meditación

En un mundo tan caótico no es extraño ver la enorme cantidad de personas inmersas en crisis depresivas, ansiedad crónica y estrés. Esta última es una reacción defensiva del organismo ante situaciones peligrosas pero si se perpetúa en el tiempo acabará perjudicántote.

A corto plazo un episodio estresante aumenta tu presión arterial y el ritmo cardíaco. Si no logras controlarlo terminará afectando tu sistema inmunológico y suprimirá las funciones de muchos de tus órganos empezando por el cerebro.

El estrés puede ser manejado de diversas maneras, la meditación es una de ellas. Si la practicas entre 20 a 30 minutos cada día obtendrás múltiples beneficios.

Se ha comprobado que esta técnica milenaria agudiza la concentración, mejora la memoria e incluso es capaz de aumentar el coeficiente intelectual. Pero sobre todo te ayudará a estar relajado, en un perfecto equilibrio cuerpo – mente. 

Ejercita tu cuerpo

Hacer ejercicios es una excelente forma de disfrutar del bienestar cada día. Generalmente las personas prefieren ir al gimnasio para ponerse en forma pero esta no es la única manera de ejercitarse.

Las rutinas en casa pueden ser muy efectivas, una modalidad que se popularizó sobre todo desde el inicio de la pandemia de Covid-19. Romper el hielo es muy difícil, tendrás que luchar contra la pereza y el cansancio pero te aseguro que tu vida dará un giro de 180 grados.

No es necesario que levantes pesas, ejercicios livianos tales como cardio, yoga, caminatas y montar bicicleta traerán efectos beneficios a corto y largo plazo.

Las rutinas ligeras te ayudarán a reducir el estrés, reduce la sensación de fatiga, aumenta la autoestima, disminuye la depresión y reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Eso sí, deberás ser constante para ver resultados. 

Incorpora probióticos a tu dieta

Estos suplementos contienen microorganismos vivos similares a los presentes en la flora intestinal, que ingeridos en cantidades adecuadas aportan múltiples beneficios a tu salud. Estas llamadas “bacterias buenas” una vez ingeridas se asientan en el intestino y mejoran la digestión de los alimentos.

Los efectos no solo se observan a este nivel, también mejoran la salud de tu piel y estimulan tu sistema inmunológico. Estarás en mejores condiciones para enfrentar las bacterias hostiles. De hecho, se ha probado que el consumo de yogurt probiótico es efectivo para reducir las poblaciones de Helicobacter pylori.

Estos suplementos te ayudarán a encontrar el bienestar cada día y mantendrán tu “segundo cerebro” en perfectas condiciones.

Ingiere alimentos saludables

Un antiguo refrán profesa que somos lo que comemos, y hay mucha verdad en ello. Lo que ingieres determinará tu salud y bienestar cada día. Un estudio demostró que en el 70 u 80% de los casos una dieta equilibrada es suficiente para conservar la salud.

Si comes alimentos chatarra acabarás sufriendo hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad, incluso cáncer en el peor de los casos.

En este mundo tan agitado quizás muchas veces no tienes tiempo para prepararte algo orgánico y sea más fácil pedir comida rápida. A pesar de esto, siempre ten en cuenta que tu salud está primero.

La mejor dieta es aquella que incorpora variedad de nutrientes: un poco de fibras naturales, minerales, vitaminas, carbohidratos y ácidos grasos. No todas las personas tienen los mismos requerimientos por eso debes escuchar a tu cuerpo. Consume frutas, vegetales y carnes blancas. No dudes en visitar un nutricionista para que personalice tu dieta.

Respeta tus horas de sueño

Dormir bien es clave para disfrutar del bienestar cada día. Las necesidades de sueño varían con la edad y la actividad que realices, pero varios estudios han llegado al consenso de que el ser humano necesita dormir un promedio de 7-8 horas para recuperar energía.

Podrías pensar que el sueño es un período de inactividad en el cual nuestro organismo se desconecta por completo pero no es así. Durante este espacio de tiempo se desarrollan procesos metabólicos de suma importancia y se consolidan las experiencias vividas durante el día.

Como ya sabes todos los excesos son malos. Las personas que duermen 6 horas o menos tienen un riesgo mayor de padecer obesidad. En cambio, si duermes más de 9 horas diarias serás propenso a padecer problemas metabólicos y enfermedades cardiovasculares.

Si tienes dificultades para conciliar el sueño te recomiendo escuchar música relajante antes de dormir y tomar un poco de té de manzanilla. Algo muy importante, evita revisar tu móvil antes de dormir, la luz azul que emite la pantalla provoca insomnio.

Toma suficiente agua

El simple hecho de tomar 2 litros de agua te ayudará a sentir bienestar cada día. Aunque esta es la cantidad estándar que todos escuchamos no siempre nuestro cuerpo requiere un par de litros diarios. Esto dependerá de la temperatura ambiente y el volumen de agua que haya perdido tu cuerpo.

Siempre debes hidratarte antes de comenzar tu jornada y previo a cada comida. Esto te ayudará a mantener la salud de tus intestinos y riñones. Los beneficios de esta práctica se verán en tu piel y lograrás eliminar toxinas con más facilidad.

Escucha la música que te gusta

Una vez escuché que la vida sin música sería un error,  creeme que es totalmente cierto y la ciencia ha demostrado sus poderosos efectos. Cuando oyes esa melodía que te gusta tu cerebro segrega dopamina, una hormona que mejora el estado de ánimo y reduce el estrés.

También potencia la memoria, los procesos cognitivos y estimula la reflexión. Si quieres disfrutar de tu bienestar cada día este es un consejo que no puedes desatender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *